domingo, 25 de septiembre de 2016

Siempre volvemos.

He vuelto. A Kase O. A ZPU. A Blink 182. A Sum 41. A ver películas desde por la noche hasta por la mañana.

Un antiguo conocido solía decir que en la vida no debemos tener miedo a equivocarnos o a hacer cosas completamente diferentes a las que estamos acostumbrados, porque, al final, siempre volvemos a lo que somos realmente.

Así que, básicamente, eso es lo que he estado haciendo estos 3 últimos años, equivocarme mucho (entre otras cosas). Empecé a estudiar fotografía, después de convencer durante años al mundo entero que eso era lo que quería... y al final resulta que no era lo mío, así que lo dejé. He perdido a tres personas, una en un accidente de coche, otra por el cáncer y la última... porque supongo que a veces las personas, tienen que irse. He llorado muchísimo por ellas, me he enfadado con el mundo entero, y lo he pagado con gente que no debía. Me he enamorado, de una persona a 3000 Kilómetros de mí, y a pesar de ser el hombre al que más he querido... le dejé.

No pasa nada. He cambiado el estudio fotográfico por barras de labios y estudios sobre economía. He aprendido a pedir perdón. Y he comprendido que el amor, si es verdadero, incluso cuando no sale bien, te hace ser mejor persona. Pero eso ya es otra historia...

A lo que voy; durante mucho tiempo estuve comiéndome la cabeza... ``esto no está bien´´, ``esto no es lo mío´´ , ``esto va en contra de lo que yo siempre he pensado´´.

Que le den. A todo lo que no te hace feliz, incluso lo que pensaste que sí lo haría.
Lo que quiero decir, es que la vida es un viaje y por cada tramo, hay una lección. A los 18 años pensaba de una manera, y ahora, a los 21, después de algún guantazo emocional, malas decisiones y arrepentimiento de las mismas, lo hago de otra manera completamente distinta.

Antes no atendía a cambios de puntos de vista, no comprendía que a veces todo cambia en un segundo y tú tienes el poder de cambiar, aprender, superar, perdonar y seguir adelante en ese momento, o quedarte estancada en el ¿por qué esto no sale como yo quiero?. Me perdí muchas cosas e ignoré otras cuantas.

He estado intentando ser mejor persona, y he perdido amistades por ello. Como ya he dicho, no pasa nada. A veces tienes que dejar ir algunas cosas para simplemente poder ser.
La conclusión de todo esto, es que quizás no somos la persona que creíamos ser en un principio, y no pasa nada por ello. Os juro que durante mucho tiempo, pensaba que me estaba traicionando a mi misma, cuando simplemente me estaba dejando existir.

Así que, sí, he vuelto, al rap, al punk rock, trasnochadora por culpa del cine, porque eso es lo que soy. Como ahora también soy libros de poesía o sobre la guerra civil española, sombras de ojos con purpurina, los deportes de Cuatro, Queen y Adele, cine japonés y surcoreano, amante de la cultura oriental y de los países escandinavos, y feliz. (Que no es poco).

(Muchacha en la ventana, 1925, Salvador Dalí)

<< No puede ser que estemos aquí para no poder ser. >> - Julio Cortázar

No hay comentarios:

Publicar un comentario